PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Cerrar



  • Administrador: Javier Ruescas
    Programador: Azthe
    Diseño de web: Lola Rodríguez
    Reporteros: Angels, Soraya Barrera, Taty, ~Mei~, Javier Ruescas
    Encargada del e-mail: ~Mei~

    © Crepúsculo-es.com desde abril de 2006



    Crepúsculo, Twilight, New Moon, Eclipse, Amanecer, Breaking Dawn así como el resto de títulos y personajes asociados a la serie escrita por Stephenie Meyer,
    son propiedad de Stephenie Meyer y asociados.
    Esta web es un trabajo hecho por fans creada con el único propósito de entretener y de dar información.
    La información está tomada de los libros editados en español por Alfaguara (Santillana) y por las webs de Stephenie Meyer y el TwilightLexicon. Las imágenes e información de la película pertenecen a Summit y rum.
    © 2006-2012  www.Crepusculo-es.com

Ashley Greene para "Esquire Magazine"


 Super sexy vemos a Ashley en estas outtakes y el vídeo making of para la revista "Esquire" 



Toda la información, incluida la traducción de la entrevista, si ¡sigues leyendo!


 





 




Ella está contando una historia con un remate, llegando a algo. Pero yo la paro. Sólo parece lo correcto. Ashley Greene está a punto de hacer una broma acerca de la localización de la película Butter, una comedia independiente en la que actúa junto a Jennifer Garner y Hugh Jackman, una película, al menos tangencialmente sobre la competitividad de la talla de mantequilla, situada en Iowa, pero rodada por alguna (visualmente injustificable) razón en Shreveport, Louisiana. Hace una broma sobre el Medio Oeste. Sus dientes brillan, su cabello se cae liso en el cuello, su mirada se inclina un poco hacia abajo. Sabe que la gente en Los Ángeles con regularidad encuentra placer en bromas tontas sobre los estados de sobrevuelo. Se siente como si estuviera a punto de dejar que ella misma sea un poco mezquina. Y quiere contar una historia. Puse mi mano para detenerla. "Escucha, debo ser justo", le digo. "Antes de ir más lejos: yo vivo en el Medio Oeste. Volé desde Indiana la noche anterior.". Con eso, Ashley Greene deja caer su mano larga de aspecto frágil sobre su boca y ladra con suavidad una risa para sí misma. "Oh, Dios mío", dice ella. "Eso es genial." Ella inclina un dedo señalándome a mí, entonces a ella, ida y vuelta, riéndose del "mira a lo que nos he llevado". "Yo también", dice ella. "¡Soy de Florida!" ¿Qué? "No, no," aclaro. "Me dije Indiana. Greencastle. Veinticinco años". "Bueno, ¡yo soy de Florida!" , declara. Y, la verdad es, de alguna manera la simple fuerza gozosa de esta afirmación incongruente nos convierte en guisantes en una judía en ese momento. Ella deja caer su anécdota, se apoya contra la mesa, se pone un poco más cerca, y puedo oler su champú. Ella tiene su dedo girando el riel interior de su pendiente de aro grande. Ashley dejó Jacksonville cuando tenía diecisiete años. Un año más tarde, tuvo un rol en Crepúsculo, viajando suficiente como para que ahora pueda decir con bastante claridad "Realmente no vivo aquí." Una vez más con el dedo, señalando de esta manera y de esa,  queriendo decir: este lugar, este barrio, esta ciudad, Los Ángeles. Ella toca el final de su cabello, películas, juguetea con el peso de la seda de este por encima del hombro, y se ve como si estuviera compartiendo un secreto. "Espera", le digo, "¿Cuál fue la broma? ¿Era sobre la talla de mantequilla?" Pero ella ruega fuera del remate. El momento ha pasado. Ella es demasiado inteligente para pillarla de nuevo desprevenida. "Haces cinco películas con la misma gente y realmente los sientes como una familia. Pero filmar esas mismas cinco película en diferentes lugares, y ninguno de los lugares realmente se siente alguna vez como en casa." Y justo como eso, Ashley Greene convierte todo esto en una moneda de diez centavos, abre una ensalada de pollo al momento. Escriba el nombre de Ashley Greene en cualquier buscador de imágenes de Internet, y ya está reunido con el maravilloso rompecabezas de una mujer que se transforma de un accidente sensual y posando felizmente a lo largo de una alfombra roja, el pelo despeinado, escote hundido, una chica fiestera atrapada en una risa muy abierta ante lo absurdo de una vida afortunada, a la muchacha esbelta, de hermandad luminosa: pelo peinado hacia abajo, recortado en la parte trasera, se encrespa sobre los hombros, una estudiante sensible y diligente de la labor que ha llevado a cabo. Sería injusto decir que ella hace todo esto con sus ojos y su pelo. Pero lo siento, así es como funciona. Ella se transforma en uno u otro de foto a foto, justo en frente de tu cara. Ella se ve lo suficientemente libre, como si ella tuviera todo el tiempo que necesita. Está completamente sin tensión en la consideración de sí misma, habla de su vida como si fuera un paseo, como si hubiera un pequeño esfuerzo verdadero en el camino que ha golpeado desde Crepúsculo, la MEGAPACK de vampiro- hormona, a The Apparition, una película de terror de finales de verano, a Butter. No hay ningún indicio real en su agenda de trabajo que le impide tener cualquier casa real. Ella se ruboriza, pero ante la mención de las sesiones de fotos desnudas con body-painting en la playa, y cuando gritó que nunca reclamaría un novio. Aun cuando los ojos están tranquilamente admirados, la sangre va de su pecho hasta el cuello y las mejillas. La chica fiestera Ashley Greene, la únicá que puede llevar cualquier vestido, en cualquier momento, y hacer que parezca como si estuviera a punto de caer, no está exenta de ilusión. Ashley Greene no bebe, en realidad no sale de fiesta. "En mi segundo año en Los Ángeles, cuando tenía dieciocho años, no estaba recibiendo ningún tipo de reservas", dice ella, "por lo que dejé de salir, paré de festejar. Se trataba de llegar al trabajo. Tuve que concentrarme ". Tampoco es la pequeña hermandad de chicas Ashley Greene, que se encuentra hoy ante mí, en lo más mínimo de hielo, ella es una chica con un Day-Timer dejado en el asiento entre el muslo y el bolso, un buque de la responsabilidad. De hecho, está tan relajada, tan "gata" extendida ante la promesa de dos horas de conversación y un plato de sopa que podrías pensar que ella podría haber asentado en una zona de confort sobre el trabajo. Pero, de hecho, "Lo que me dio Crepúsculo fue años para considerar la forma en que quería trabajar de otra manera." Se retuerce en el pendiente una vez más. El año que viene, va a cumplir veinte y seis años. Ella imita un delicado puño bomba cuando este aparece. Riendo entonces para sí misma, ella dice que espera a tener treinta. "Es una buena edad", dice ella. "Es una época de elecciones." Aquí está, entonces, la profunda inocente que haga la declaración cuidado-con-lo-que-deseas que no puedo dejar de poner los ojos en blanco. "Lo sé", dice ella, "que no se apresure, ¿cierto?" Me encojo de hombros. Ella sonríe, los ojos un poco húmedos y oscuros. Entonces, sin que parezca que lo considera, ella se quita su pinza del pelo, pasa la mano por el pelo, y sacude su melena, entonces parece que gana volumen. Allí está ella entonces: revuelta y todavía llena de intención. "En serio, termina esa historia de Butter", le digo. "La he interrumpido. Cuéntame esa sobre Iowa. Que sea sobre Indiana. Puedo aceptarlo." Ella se ríe y se sube un rubor de su pecho hacia arriba a lo largo de su cuello a sus mejillas y los ojos, todo el camino en su pelo. Buena gente, buena gente. Ashley Greene me mira directamente a los ojos cuando afirma esto. No nos acerca a la frase de remate, si alguna vez hubo alguna. 



Fuente: brandheroin, obviouslyag

Escrito por celtia4 el 2 Jul 2012 / Noticia leída 1464 veces / 3 comentarios


- 3 comentarios -


  • maitebela 3 Jul 2012 - 15:47

    creo que esta demasiado delgada

  • copey 3 Jul 2012 - 19:42

    Veo tetas.

  • celtia4 4 Jul 2012 - 06:18

    JAJAJAJA, como mucho verás dos, no copey? Más se vería raro whatsup
    A mi me parece una sesión muy mona, aunque en las miles de fotos que podemos ver de ella, es más atlética y menos curvilínea...lo que hace un buen set de fotógrafos y estilistas...


  • ¡ No te has identificado! Sólo los usuarios registrados pueden enviar comentarios. Si no estás registrad@ hazlo en esta dirección.




 

Usuario:

Contraseña:

Autologin

 Si tienes una noticia y quieres que la colguemos, envíanosla a: noticias.crepusculo@gmail.com




 






política de cookies.